Escèptics

56 eeep BCN: La ciencia como viaje. El viaje como ciencia.

Posted by Juan Pablo Fuentes in esceptics al pub el 19/09/2017

En esta edición, primera de la temporada, repite el ponente Aníbal Bueno, doctorado en Ciencias en el área de la genética molecular y la biomedicina y antiguo presidente de Hablando de Ciencia.

Los viajes siempre han sido una ocasión para hacer avanzar la ciencia, siendo quizás el más famoso el que hizo Darwin a bordo del Beagle, que daría lugar a la teoría de la evolución. Conocer culturas diferentes siempre es útil para aprender cosas nuevas.

La charla tendrá lugar en la sala sótano del Glups!, el bar restaurante de Norma Còmics, (que durante esta semana apoyará la charla con cartelería y difusión en las RR.SS.) el próximo sábado, 23 de septiembre, a las 19.45h. Y después, como viene siendo habitual, y por 22 € de nada (que no supone ningún esfuerzo si no os lo habéis gastado en cómics en el temido Triángulo Friqui de Barcelona), habrá cena con el ponente en el restaurante Eucaliptus. Como siempre, rogamos os apuntéis en el formulario para planificar la reserva.

¡Nos vemos el sábado!

Charles Darwin recorrió cerca de 20.000Km en el Beagle en 1831 hasta su llegada a Galápagos, lugar donde se unieron varios factores para dar lugar a una de las teorías científicas más increíbles de la humanidad. Se juntaron: un viaje, una mente científica brillante, un ecosistema con -lo que hoy conocemos como- flagrantes casos de evolución divergente simpátrica, y una capacidad de observación y deducción asombrosa. La Ciencia le llevó de viaje.
Por su lado, muchos siglos antes, Heródoto (484 a.C.) fue uno de los primeros cronistas de viajes conocidos. Como narra en sus diarios, viajaba por el placer de conocer el mundo, pero esto le llevó a escribir acerca de lo que veía y fue la primera persona en analizar a “el otro” convirtiéndose en uno de los precursores de la antropología. El viaje le llevó a la Ciencia.
¿Es la Ciencia un gran viaje y son los viajes un modo de hacer Ciencia? Actualmente vemos como la ruptura del antropocentrismo nos permite descubrir culturas y cosmovisiones que nos pueden parecer increíbles desde nuestro sofá: La etnia Koma (montes Atlantika en Camerún) sigue realizando la danza de la lluvia como mecanismo para obtener mejores cosechas, mientras que los Inuits, como se sabe, son capaces de percibir muchísimas tonalidades en el blanco, gracias a su cultura. ¿No se trata de hechos fascinantes para la Ciencia?.
Cada viaje que nos sumerge en una cultura diferente nos permite descubrir. Y cada nuevo experimento científico es un viaje a lo desconocido.
“Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias.” – Kavafis.